¿Te ha gustado Conoce Noticias? ¿Qué tal si nos regalas un +1?

martes, 20 de agosto de 2013

En fuerte y profundo bache, la economía mexicana: Merrill Lynch

Compartir
-“La producción industrial sigue cayendo y los servicios muestran el efecto de los choques externos y fiscales”, consideró Carlos Capistán, economista en jefe para México de la compañía.


México, DF. La economía mexicana cayó en un fuerte y profundo bache, aseguró este martes Merrill Lynch, después que se divulgara el reporte oficial sobre la evolución del producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre del año y el gobierno recortara su previsión de crecimiento.

Un mejor crecimiento en Estados Unidos y un incremento en el gasto público deberían ayudar a la aceleración de la economía en los próximos meses, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Merrill Lynch Bank of America.


Sin embargo la recuperación podría suceder hasta el último trimestre de 2013, agregó. “Esperaríamos que la aceleración comenzara con la producción industrial, y después se traslade al sector servicios. Pero, por ahora, la producción industrial sigue cayendo y los servicios muestran el efecto de los choques externos y fiscales que afectaron a la economía en el primer semestre de 2013”, agregó.


El PIB mostrará un crecimiento negativo en el segundo trimestre de 2013, publicó el Imegi esta mañana. Posteriormente, la Secretaría de Hacienda redujo de 3.1 a 1.8 su previsión de crecimiento para 2013.

El PIB creció únicamente 1.5 por ciento interanual en el segundo trimestre de 2013. El sector industrial cayó 0.6, aunque el crecimiento en los sectores de servicios (2.6) y agrícola (1.3 por ciento) ayudaron al alza, mencionó Capistrán.

“Esta fue una cifra mala si se considera que el segundo trimestre de 2013 tuvo dos días más que el de 2012. En términos ajustados por estacionalidad, el PIB cayó 0.7 por ciento trimestral. Usando tasas trimestrales anualizadas, el PIB cayó 2.9 por ciento en el segundo trimestre”, dijo.

Un mejor crecimiento en Estados Unidos y un incremento en el gasto público deberían ayudar a la aceleración de la economía en los próximos meses, comentó.

“Esperaríamos que la aceleración comenzara con la producción industrial, y después se traslade al sector servicios. Pero, por ahora, la producción industrial sigue cayendo y los servicios muestran el efecto de los choques externos y fiscales que afectaron a la economía en el primer semestre de 2013”.

La aceleración vendrá, pero desde una base más baja. El PIB del primer semestre de 2013 muestra un incremento de únicamente 1.05 por ciento interanual, lo que representa riesgos a la baja para nuestro pronóstico de crecimiento del PIB de 2.5 por ciento para este año, adelantó.


Roberto González Amador.

Tomado de: La Jornada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...