¿Te ha gustado Conoce Noticias? ¿Qué tal si nos regalas un +1?

domingo, 10 de agosto de 2014

Desde los pies.

Compartir

Por: Luis Alberto Reyes Juárez. 

En la creación y formación de conciencia colectiva, hay frases que lastiman, recuerdo intervenciones de personas que alguna vez comentaron, “los pies son solo para bailar”, “las decisiones  son para la cabeza, no para los pies”, “desde arriba se construye hacia abajo”, “el agua escurre de arriba” entre muchas más, y estas son frases que efectivamente vienen de una formación, o tal vez deformación política y social a la cual estamos acostumbrados, en el combate que hace la ciudadanía por sobrevivir ante los embates de un gobierno corrupto, a la delincuencia, los bombardeos de información manipuladora, y que todo ello lleva la tendencia a volvernos una sociedad, desintegrada, aislada, individual, y poco colectiva, a una sociedad sin socios. 

A ello adicionamos que en los círculos sociales en los que nos venimos desarrollando en el cansancio de los cacicazgos partidistas y ante el temor del mercadeo político, la sociedad tiende a aislarse más, y a continuar con una división sectorial  cada vez más poderosa, y que finalmente como división únicamente afecta a los sectores de los pies. 

De los pies cansados, del trabajo físico, de la faena diaria, a ese grupo social que cuando se junta le llaman acarreados, y cuando se separan se vuelven invisibles, a esos grupos sociales que son los de a pie, que cuando cuentan, únicamente lo es para un ínfimo medio social en el que se desenvuelven,  que pocas veces rebasa el centenar de personas en el mejor de los casos, salvo en casos excepcionales que tienen 10 mil seguidores pero ningún amigo. 

La tecnología nos ha enseñado a navegar en la nube, a bajar información, like, pulgar arriba a hacer download de casi todo, todo viene de arriba, nada de abajo, las luchas sociales ahora son causas, las causas son avaaz.org, solo da clik, no te organices, no salgas a la calle, no te reúnas, no te movilices, solo comparte.

Y los de los pies, los rijosos, los acarreados, eso son, solo  acarreados, aquellos que sufren, que viven en carne propia, día a día el abuso, el lucro de los arriba, con el hambre y la miseria de los de abajo, y esa hambre y esa miseria no siempre es derivada de su condición económica, a veces solo es hambre de paz, de tranquilidad, o la miseria no solo económica, sino cultural, social y principalmente de solidaridad. 

Miseria solidaria que cuando nos damos cuenta vivimos rodeada de ella, solo nos dan like, pero no vienen en nuestra ayuda, solo hacen posicionamientos pero nunca se mueven, porque no son de abajo, no son de los pies hasta que se dan cuenta que los están pisando, alguien de más arriba y ellos se encuentran también en los pies, y son de los pies.

Y los de los pies están solos, y son invisibles, y andan a pie, y por más que griten nadie los ve, se han vuelto de a pie. 

Es por ello que los ciudadanos de a pie hoy debemos de reclamar los espacios desde abajo, desde el trabajo en la calle, de a pie, acabar con las pequeñas o grandes oligarquías, integrar a todos en un sistema demócrata y participativo, en donde no haya nadie arriba, un sistema de democracia real y participativo, pero con independencia del intelecto y de las capacidades tendremos todos nuevamente que hacer trabajo invisible, de a pie, de la calle, porque las  grandes luchas sociales no se hacen tras un escritorio, se hacen en el campo de acción al cual se llega con la participación de todos y  en un trabajo desde los pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...