¿Te ha gustado Conoce Noticias? ¿Qué tal si nos regalas un +1?

miércoles, 24 de julio de 2013

Carta Abierta de Rafael Decelis a Enrique Peña Nieto: México, ¿Estado fallido?

Compartir
Rafael Decelis Contreras.
Antes de su lamentable deceso el pasado 26 de mayo del presente, el Ingeniero Rafael Decelis Contreras, un destacado profesionista y reconocido luchador patriota, escribió y circuló una carta abierta dirigida al Presidente de México, Enrique Peña Nieto, subrayando el creciente problema estratégico de seguir exportando petróleo crudo sin valor agregado cuando simultáneamente se han reducido con celeridad las reservas probadas en el país. Por ello, Decelis era un convencido de que México ha dejado de ser un país petrolero que debería suspender la exportación para reorientar los esfuerzos económicos del país hacia la reindustrialización.
Autor del libro Creatividad para el desarrollo, Decelis se esmeró en demostrar que el desarrollo industrial de un país no es asunto optativo, sino un imperativo, una condición ineludible de la fortaleza y la soberanía de un país y de la existencia del Estado nacional. Las decisiones de los gobernantes mexicanos en contra, sostenía, llevarían al desastre como puede constatarse hoy en día. En ello fundaba su enérgica oposición a la exportación de crudos petroleros en vez de refinados petrolíferos. Pero no sólo en el área petrolera, sino en todas aquellas donde el país pudiera, y puede, entablar procesos que aumenten incesantemente el valor agregado del producto nacional.
En la mencionada carta abierta, el autor le exige al Presidente de la República abandonar la política económica de los últimos 30 años, toda vez que se ha demostrada incapaz de hacer crecer el Producto Nacional. “En los 26 años (1982-2007) de recesión, el PIB ha crecido 2.2% (por debajo del crecimiento poblacional) y en el último sexenio (2006-2012) no creció más. Podemos observar que bajo los gobiernos del PRI nacionalista y revolucionario de 1933 a 1982 México creció 6.3% y con el liberalismo económico solamente 2.2. A consecuencia de ello ya hemos expulsado a 12 millones de mexicanos quienes nos mandan más de 20 mil millones de dólares de remesas.”
A continuación los pasajes más relevantes de su carta abierta al Presidente Enrique Peña Nieto:
“Distinguido Señor Presidente:
“Los resultados de los cinco sexenios que le preceden son trágicos, entre otras cosas, porque casi han destruido a dos instituciones -Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad- que son la base y fortaleza del Desarrollo Nacional, representan las ventajas competitivas que tenemos como Estado y su cancelación obedece, sin duda, a una política siniestra que nos condena al subdesarrollo porque con su debilitamiento hemos perdido la soberanía energética. (Ésta se asocia con) una serie de circunstancias nacionales sobre asuntos energéticos, acaecidas de 1983 a 2012 en el que podemos hablar también de la pérdida de la soberanía alimentaria y de la soberanía financiera. En el primer caso (no sólo) somos importadores crecientes de alimentos, sino que ya importamos el 60% de los granos que se consumen nacionalmente; en el campo hay “desempleo y hambre”; en el renglón financiero, la banca “es un oligopolio” extranjero, en el que aún el mayor banco nominalmente mexicano, BANORTE, tiene mayoría extranjera entre sus accionistas.
“Un Estado Nacional sin soberanía en estos tres órdenes -Energía, Alimentos y Finanzas- está destinado a ser un Estado fallido.
“I PETROLEO
“Hace 30 años (1982, último año del gobierno de José López Portillo), México era autosuficiente en todo el sistema energético, eléctrico y petrolero. En petroquímica y sus derivados ocupábamos el 5º lugar mundial, mientras que hoy ocupamos un lamentable 64º.
“En 2010 nos quedaron 11.4 millones de barriles de reservas probadas de petróleo 1P, que representan el 0.8% de la reservas mundiales. La relación de años-reserva probadas es de 10.6 años. Este valor es sumamente grave para México como Estado-Nación, ya que por esta condición hemos dejado de ser un país petrolero, por lo cual el seguir exportando petróleo crudo debe considerarse como un acto de deslealtad a México. Le pedimos que lo tenga en cuenta.
“La exportación de petróleo crudo sin valor agregado ha sido y es un error para el país, lo que podemos sopesar por el simple hecho de tener una balanza petrolera negativa, si se considera la importación de derivados de petróleo que realiza Pemex más los petroquímicos y derivados que importa el sector privado, éstos representan más de 30 mil millones de dólares anuales, lo que resulta en un valor negativo. Por otro lado, el petróleo exportado ya tiende hoy a generar menos divisas que las remesas de los trabajadores migrantes, toda vez que la tasa de crecimiento del petróleo exportado es menor que la tasa de crecimiento de dichas remesas.
“Pemex ocupaba, como industria petrolera en el ámbito mundial los siguientes lugares:
Año
Lugar
1992
4º.
2000
6º.
2004
9º.
2006
10º.
2010
12º.
“Y sigue a la baja.
“La Secretaría de Energía (SENER) dice que si no se encuentra más petróleo, seremos importadores netos en 2024. Otra noticia más dramática dice que esto ocurrirá en 2016. Salta a la vista que nadie entiende la gravedad de estas expresiones, de lo contrario tendrían que ponerse a llorar. La verdad es que el petróleo barato en el mundo es el que se acaba, habrá petróleo más caro y generará enormes problemas de inflación; pero en México aún tenemos para más de 20 años (si no se dilapidan las reservas en exportaciones sin medida).
“En materia de Explotación primaria:
“1. No hay que exportar petróleo crudo, cuidemos lo que nos queda.
“2. No necesitamos explotar en aguas profundas, sólo se requiere localizar reservas. Y dentro de 20 años, la tecnología en aguas profundas se habrá desarrollado y el costo de extracción será menor. Para entonces, el precio del petróleo será más alto y si, en esa fecha, ya hemos desarrollado las fuentes renovables, se podrá usar el petróleo para fabricar petroquímicos, mucho más importantes y no como combustibles. Este tema requiere el esfuerzo y trabajo de los ingenieros especialistas y no de doctores en economía, pero, como ya lo he dicho, los primeros están excluidos en su política incluyente.
“3. Hay que recuperar los pozos cerrados por instrucciones incompetentes de la Secretaria de Hacienda (SHCP) y explotar en aguas someras, donde es más barato producir y sin riesgos. Es allí donde tenemos petróleo para más de10 años. Estos pozos deben ser reabiertos para recuperar las reservas probadas que ahí se encuentran y reanudar la actividad suspendida, objetivo para el que no necesitamos empresas extranjeras. Los mexicanos lo hicimos y podemos volverlo a hacer exitosamente. Inexplicablemente, los equipos fueron vendidos como chatarra y ahora Pemex contrata esta operación, que fue exitosa en sus manos, con la iniciativa privada que no ha resultado en ser tan productiva.
“II REFINACIÓN
“La refinación es el primer paso para obtener valor agregado del petróleo. Como es sabido, el valor agregado del petróleo crudo es mínimo.
“Talar un bosque y vender troncos es un ejemplo similar. El Tronco tiene un valor mínimo agregado, si desea cambiar esta circunstancia el paso inmediato es madurar el tronco, y con la madera hacer muebles, papel, paneles y otros muchos productos que van magnificando el valor agregado.
“La refinación solo separa los componentes del petróleo. Gases, naftas, parafinas, chapopote (combustóleo) entre otros. No se modifican los productos y sólo se separan. Los petroquímicos se producen mediante una primera reacción química. Por ello a estos primeros productos se denominan Petroquímicos Básicos; los derivados de éstos se denominan Petroquímicos Secundarios, y a la vez, los derivados de éstos forman parte de la industria química cuyo número de productos se incrementan cada día. No obstante, en nuestro país, inexplicablemente hoy está cancelada la Industria
“Petroquímica.
“Sin refinación no existe valor agregado, ya que es imposible generar algún producto si no se han separado los petrolíferos y de éstos, lo petroquímicos; su valor incrementa en la medida que se avanza en el proceso.
“En nuestro país, la refinación está cancelada porque supuestamente “genera resultados negativos” a consecuencia de maniobras financieras y de precios inconvenientes ordenadas por la SHCP.
“Estos números son resultado de una adulteración al determinar su costo, producto de una acción funesta de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la cual destruye la posibilidad de desarrollo nacional con su política recaudatoria que busca la desaparición de Pemex atendiendo a la recomendación del Acuerdo Marco con los Estados Unidos de Norteamérica. Huelga subrayar que dicha recaudación no ha resuelto nada, ni para Pemex ni para desarrollo nacional. La importación de productos derivados de la petroquímica crece constantemente, porque su producción nacional no es supuestamente “competitiva” para la fabricación de telas, vestidos, tenis y artefactos. Y desde luego lo mismo ocurre con la importación de petroquímicos que representan ya costos de más de 20 mil millones de dólares al año.
“La supuesta falta de “competitividad” nacional proviene de un manejo irracional en la obtención del precio de venta entre las entidades del propio Pemex. Tal precio se calcula en base al llamado “costo de oportunidad”, que es una ficción de tipo financiero, y no en el “costo real de producción”. De esa manera, Pemex Exploración y Producción (PEP) le vende a Pemex Petroquímica (PQ) a precios más elevados en su momento que en el mercado de Texas (Houston Chanel). Al incurrir en semejante absurdo económico, cancelamos la fortaleza y ventaja que tenemos los mexicanos para dotar de valor agregado a nuestro propio petróleo barato, cuyo costo real no supera los 20 dólares por barril. Ninguna trasnacional petrolera en el mundo incurre en semejante estupidez económica.
“De acuerdo con los absurdos criterios financieros, solamente resulta rentable Pemex Exploración y Producción (PEP), lo demás como lo afirmó muchas veces el ex director de nuestra paraestatal “Es más barato importar que producir” (la frase es original del Dr. Pedro Aspe Armella ex Secretario de Hacienda del gobierno de Carlos Salinas de Gortari 1988-1994). Por ello, desde entonces en nuestro país no se construye refinería alguna y se cancela la petroquímica.
“El fin único de la SHCP es obtener un recurso rápido -una tasa interna de retorno maximizada- para integrarlo a su gasto que no redunda en crecimiento económico del país. Al privatizar la refinación ¿de dónde se obtendrán los recursos que actualmente se extraen “ingeniosamente” de Pemex? Aumentar el IVA en medicinas y alimentos, alegando que una tasa baja beneficia solo a los ricos, es una demagogia destilada. Pues subir el precio de los energéticos por el aumento de impuestos, bajará automáticamente más nuestra competitividad y aumentará la inconformidad social, eventos que ocurrirán irremediablemente.
“III LOS PETROQUÍMICOS
“De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas en este siglo XXI los petroquímicos crecen casi 6 veces, los Derivados de la Industria Petroquímica crecen 58.63 veces, los metales 2.49 veces y las fibras 1.26 veces. Y los gobiernos liberales en nuestro país desprecian lo que más crece y lo que tiene mayor valor agregado. El número de empleos que genera el producto terminado derivado de la petroquímica como puede ser un vestido o un tenis conforme genera 2,630 empleos más que un barril de petróleo crudo. Este hecho generará adicionalmente una derrama de salarios que demandará productos al interior y provocará un círculo virtuoso, que produce la base económica necesaria para obtener más IVA, ISR IMSS y otros.
“Para conseguir esto, es imperativo cambiar la política económica y pasar de la actual Política Económica Restrictiva (liberal), a una Política Económica Expansiva que nos haga crecer como Estado-Nación.
“De los derivados del petróleo, la petroquímica es la que tiene mayor valor agregado, pero en opinión de los economistas mexicanos de la SHCP, Shell está equivocada y México y los mexicanos van por el camino correcto con una reforma energética, diseñada para destruir a Pemex. Digo que Shell está equivocado porque dicha empresa transnacional vende sin divisiones internas, del pozo a la gasolinera con marca propia. Pemex lo hacía, pero la política al servicio de los intereses financieros impuso que ya no lo puede hacer.
“Las reservas mundiales de petróleo y el crecimiento de la petroquímica fueron ignoradas en el diagnóstico y en la propuesta de Reforma Energética de 2008. No se trata de asuntos menores; éstos son asuntos que deben tomarse en cuenta al establecer una Política de Estado sobre nuestra industria petrolera y al definir los objetivos de desarrollo de nuestro país. En nuestro caso, como país -todavía- petrolero nos debe permitir tomar un rumbo que aproveche las dos circunstancias positivas que se pueden manejar con una política congruente, razonable y nacionalista -aunque según algunos economistas el nacionalismo está fuera de moda, y para algunos políticos los principios constitucionales son mitos y dogmas que ya no tienen sentido-. Hay que subrayar que El Petróleo es la fortaleza de la Nación Mexicana.”
Marivilia Carrasco.
maricarr@prodigy.net.mx

2 comentarios:

  1. En paz descanse un gran mexicano, su claridad de pensamiento hoy más que nunca nos hará falta para impedir la entrega de nuestros recursos naturales.

    ResponderEliminar
  2. La persona que aparece en la fotografía NO es el Prof. Rafael Decelis

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...